Vendía pastillas de éxtasis con el rostro de Donald Trump

NARCOTRAFICO 05 de octubre de 2021
Se llama 25I-NBOMe, pero en la calle la conocen como "Pandora" o "Bomba". Pese a que sus orígenes químicos son distintos, sus efectos psicodélicos resultan similares a los del LSD. También su forma de comercialización: se impregna en cuadraditos de papel secante y se consume de manera sublingual.
sub

Este tipo de droga es la que comercializaba en una plazoleta del barrio de Belgrano un hombre que fue detenido este domingo. Los troqueles de cartón tenían dibujos animados y la foto del ex presidente estadounidense Donald Trump. El mismo rostro que había en 10 pastillas de éxtasis.

El operativo fue realizado por oficiales de la División Análisis de Narcotráfico de la Policía de la Ciudad, junto con la Dirección de Lucha Contra el Tráfico y Venta de Drogas.

Según se informó, el sospechoso se encontraba en el interior de la plazoleta Portugal, en la esquina de Cramer y Virrey del Pino, manipulando pequeños envoltorios.

Le secuestraron flores de marihuana, 800 dosis de i25-NBOMe (una droga sintética similar al LSD) divididas en 8 planchas de troqueles, 10 pastillas de éxtasis con la forma del rostro de Trump y 5 pastillas de éxtasis con la imagen de una calavera.

"Al realizar los test de reactivos, se corroboró que los troqueles secuestrados tenían un compuesto activo, conocido como 'La Bomba', una droga sintética muy peligrosa", indicó la Policía.

En cuanto a las pastillas de éxtasis, el reactivo dio positivo para MDMA (metanfetaminas).

Por disposición de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Número 8, a cargo de Maximiliano Vence, se dispuso la detención del hombre y su traslado a la Alcaidía de la zona de la Policía de la Ciudad, además del secuestro de las drogas.

Una droga potente


La droga "Pandora" o "Bomba" fue sintetizada por primera vez en 2003 por el científico alemán Ralf Heim, pero recién comenzó a usarse por sus propiedades psicodélicas (no médicas) en 2010. En su informe 2013, el Programa Mundial de Vigilancia de Drogas Sintéticas de Naciones Unidas advirtió su aparición en los Estados Unidos, donde comenzaron a registrarse muertes.

En la Argentina, “Pandora” hizo una tímida primera aparición en Mar del Plata en 2014: en enero se incautaron 12 dosis. Pero el secuestro en Capital de otras 25.000 en junio de ese año fue inédito y alarmante.

Según los informes internacionales, la droga es muy potente. Algunos sostienen que hasta 10 veces más que el LSD. Sus efectos van desde el aumento de las percepciones visuales, de la euforia y la empatía hasta sensaciones corporales extrañas. También puede provocar náuseas, paranoia, miedo, taquicardia y ansiedad.

Te puede interesar