Prorrogan el juicio contra Zanchetta para el próximo año

JUICIO 23 de septiembre de 2021
La Sala II del Tribunal de Juicio de Orán dispuso prorrogar la audiencia de debate en la causa contra el exobispo de Orán Gustavo Oscar Zanchetta, quien está imputado por el delito de abuso sexual simple continuado agravado por ser cometido por un ministro de culto religioso reconocido en perjuicio de G.G.F.L. y C.M.
zancheta ok

La prórroga fue solicitada por el defensor oficial Enzo Giannotti argumentando que el expediente canónico que fuera solicitado como prueba por la defensa y también por la fiscalía, no fue recibido a la fecha. Dicha prueba se tramita por vía diplomática ante la Santa Sede.

Como consecuencia de lo requerido, la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán dispuso prorrogar la audiencia de debate que había sido fijada para los días 12 al 15 de octubre. Se fijó como nuevas fechas para la audiencia de debate del 21 al 25 de febrero de 2022.

El tribunal estará integrado por los jueces María Laura Toledo Zamora, Raúl Fernando López, y Héctor Fabián Fayos.

Las acusaciones contra Zanchetta

Las denuncias contra Zanchetta son dos. La primera corresponde al 6 de febrero de 2019 y fue realizada por un joven seminarista quien contó que sufrió hechos de abuso sexual en 2017 por quien en ese entonces era obispo de la Diócesis de Orán. Según el relato del denunciante, éstos fueron cometidos en el edificio del seminario Juan XXIII, de aquella localidad y en un domicilio particular de Los Toldos. 

El 13 de febrero de 2019, otro seminarista denunció al exobispo por episodios de significación sexual y conductas inapropiadas “frente al público y en el ámbito privado” en la casa parroquial San Antonio, en el edificio del seminario Juan XXIII y la casa del Obispo. Según señaló estos hechos se cometieron desde 2016.

La fiscal María Soledad Filtrín trabajó en la causa con el fiscal penal de Delitos contra la Integridad sexual Nº 1 del distrito Centro, Federico Obeid, aseguró en la requisitoria a juicio que los hechos han sido corroborados. 

Filtrín acusa a Zancheta de haber actuado "con ánimo doloso de involucrar sexualmente a las víctimas dando inicio al despliegue de actos y maniobras de seducción, manipulación y preeminencia por la función de superior jerárquico en el ámbito eclesiástico, logrando confianza, temor reverencial en las víctimas a través de tocamientos inverecundos cernidos en su cuerpo con clara significación sexual, quebrantando la voluntad de los mismos temerosos de perder su condición de seminaristas y poner fin con su vocación al servicio religioso". 

Además, la fiscal sostuvo que el exobispo sostuvo ese accionar abusivo "en el tiempo", agravó la acusación por tratarse de un "ministro de culto religioso reconocido", funciones que demandan "el deber de actuar con rectitud y apego a las normas morales y religiosas con mayor celo que la de un ciudadano común”.

El pedido de elevación a juicio incluye los resultados de las pericias psiquiátricas y psicológicas, realizadas por profesionales del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, con contralor de una profesional aportada por la defensa técnica. 

El Ministerio Público Fiscal publicó que el informe psiquiátrico indica que el acusado “presenta personalidad con rasgos psicopáticos, indicadores de manipulación, emociones superficiales y escasa capacidad empática; no presenta psicosis, ni otro trastorno mental que altere la relación con la realidad. Además, precisa que se vincula a través de interrelaciones dispares, ejerciendo poder sobre el otro, y que puede comprender la conducta desplegada y discernir actos socialmente reprochables. También se indica que Zanchetta puede dirigir sus actos libremente.

Te puede interesar