Es empleada del Servicio Penitenciario provincial, está en silla de ruedas y pide volver a trabajar

SALTA 18 de septiembre de 2021 Por Angel Mansilla
Ximena tiene el apto físico para realizar tareas administrativas. Denuncia que presentó notas y que no obtuvo respuestas de parte de las autoridades carcelarias.
carcel-villa-las-rosas
Cárcel de Villa Las Rosas

Ximena llevaba seis años trabajando en el Servicio Penitenciario de Tartagal cuando una mañana de 2016 no pudo levantarse de la cama. Las piernas no le respondían y hoy, a cinco años de ese tremendo día, sigue en silla de ruedas y le detectaron un tumor en la columna. Desde entonces está con carpeta médica en el trabajo y aunque cobra sus haberes mensuales, quiere reincorporarse en labores administrativas. Denuncia que no le responden y también que la ignoran por completo. 

“El año que me sucedió esto me dieron el traslado a la Unidad N°1 de Villas Las Rosas en Salta Capital y en 2017 me operaron porque tengo un tumor alojado en la zona de la columna. Después en junio del 2021 tuve una reunión con la junta médica y me dieron el apto para que siga trabajando pero al día de hoy todavía espero a que me den funciones”, le contó Ximena al periodista Ángel Mansilla de Central Policial (CNN Salta). 

El marido de Ximena también es empleado del Servicio Penitenciario, y fue trasladado a Orán. Ella le solicitó al responsable del área, Daniel Guaymás, que la afecten a la dependencia carcelaria de ese municipio pero no le responden. “Si bien no puedo caminar, pero la cabeza me funciona, puedo hacer trabajos administrativos. Me siento discriminada, no están respetando mis derechos. Nadie se comunicó conmigo cuando por ley toda entidad pública tiene que tener un 4% de personal con discapacidad. Me tratan de inútil. Me están haciendo daño y no se dan cuenta, a pesar de que cuentan con un gabinete psicológico. Cuando estuve mal nadie se acercó a mí, hicieron abandono de persona”, finalizó. 

Te puede interesar