Muerte de una niña en barrio Provipo: pasó dos días sola, estaba desnutrida y tenía 33 lesiones en su cuerpo

SALTA 10 de septiembre de 2021
La madre de la menor fallecida en junio de este año será imputada por homicidio calificado por el vínculo. La pequeña estaba judicializada y nadie veló por su bienestar.
nena
Imagen ilustrativa

Imputan por homicidio calificado por el vínculo a la mamá de una nena de 2 años que el 22 de junio pasado murió en el barrio Provipo en la capital salteña. La mujer llegó al centro de salud con la pequeña en sus brazos y dijo que se había ahogado mientras comía. Sin embargo, los médicos que la atendieron constataron que la pequeña llevaba varias horas muerta.

La fiscal Verónica Simesen de Bielke, quien está a cargo del caso, dio estremecedores detalles sobre el deceso. “La autopsia reveló que la menor presentaba un cuadro de desnutrición y deshidratación importantes, y que tenía 33 lesiones en su cuerpo”, reveló la fiscal en una entrevista con el periodista Ángel Mansilla de Central Policial (CNN Salta). 

Simesen de Bielke también detalló que se pudo comprobar que la nena estuvo dos días, sola y encerrada dentro de una habitación, sin asistencia de ninguna persona adulta. “Por todos estos motivos decidí cambiar la imputación de abandono de persona a homicidio calificado por el vínculo”, recalcó. 

Por otro lado, la fiscal contó que cuando la nena nació, su mamá dijo que no podía hacerse cargo de ella, entonces quedó al cuidado de su abuela paterna hasta que cumplió el año. “Cuando la Justicia se la entrega a su mamá comienza un peregrinaje que concluyó en su muerte. La menor ni siquiera tenía DNI”, detalló. “Vimos fotos de cuando la nena vivía con su abuela, y de cuando estuvo con su mamá. Realmente era otra persona”, agregó. 

Una menor que fue saludable mientras vivió con su abuela, y que luego quedó en manos de su mamá por disposición de la Justica. Sin embargo, ningún organismo público controló que la pequeña este bien. “Nadie veló por ella”, sentenció Simesen de Bielke, quien además contó que el médico que la atendió en el centro de salud vio las lesiones que tenía en el cuerpo, y que los vecinos de la imputada también advirtieron sobre el estado de abandono de la víctima. 

“Los organismos públicos que deben ocuparse de los menores, se la entregaron a la madre que había dicho que no podía cuidarla, y nadie la controló. No fue un abandono, sino un homicidio”, finalizó.

Te puede interesar