La jueza que humanizó el derecho y le dio dos papás a un niño

SALTA 17 de agosto de 2021
La jueza , Ana María Carriquiry, autorizó una doble paternidad. Los padres afectivo y biológico compartirán la paternidad del niño, cuya madre murió el año pasado. 
multimedia.normal.83b84846ea9ae61e.494d472d32303230313130362d5741303030305f6e6f726d616c2e6a7067

Días atrás se dictó la primera sentencia de triple filiación en Salta. Se trata de la historia de un niño de dos años que vivía con su mamá y su papá afectivo, quien lo cuidó desde su nacimiento. Cuando la mujer falleció en septiembre del año pasado, el papá biológico presentó el ADN y exigió sus derechos. La jueza jueza en lo Civil de Personas y Familia de Orán, Ana María Carriquiry, convocó a ambos padres a una audiencia y ambas partes acordaron compartir la responsabilidad del pequeño. 

“Convocamos a una audiencia donde se escuchó a ambos padres en presencia de un asesor de menores y de la Fiscalía a cargo de caso. En un acto de mucha madurez, ambos padres pidieron la triple filiación. Se dejó el machismo se lado y se pensó en multiplicar afecto”, explicó la jueza Carriquiry en una entrevista con el periodista Ángel Mansilla de Central Policial (CNN Salta). “Si los adultos somos capaces de amar, el niño tiene que quedarse con la imagen de su mamá que lo amó y le dejó dos padres”, agregó. 

La sentencia de triple filiación acordó una custodia compartida del niños, que seguirá viviendo con su papá legal y tendrá un régimen de comunicación amplio con su progenitor no conviviente, que iniciará un proceso de vinculación progresivo. Además se sumará el apellido del padre biológico al del padre socio afectivo y al de la madre. “Hubo demasiada madurez de parte de los dos hombres. Para mí la infancia es primordial y es importante que en la familia haya armonía porque hay que darle vida y respeto a los derechos del niño”, destacó la magistrada. 

Por otro lado, Carriquiry, una profesional apasionada por el tema de las infancias, comentó que hoy en día los niños están invisibilidados por los propios padres. “En las audiencias se pelean por un montón de otras cuestiones pero no hablan de los menores. Estamos descuidando la salud de la niñez que después nos va a pasar factura en la juventud y en la adultez”, finalizó.  

Te puede interesar