Colonia Santa Rosa: abusaba de su nietita de 11 años, desde los 6

SALTA 09 de agosto de 2021
La fiscala Penal de Violencia Familiar y de Género de Orán, María Soledad Filtrín Cuezzo, imputó a un hombre de 56 años que abusaba sexualmente de su nietita de 11 años. La niña contó que a los 6 comenzó a tocarla y a los 8 la accedió carnalmente. Le solicitaba videos y fotos de sus partes por Whatsapp y le exigía que borre los mensajes.
unnamed

La fiscala Penal de Violencia Familiar y de Género de Orán, María Soledad Filtrín Cuezzo, imputó esta mañana a un hombre de 56 años que abusaba sexualmente de su nietita de 11 años y le enviaba pornografía por Whatsapp.

Luego de valorar la denuncia -que fue radicada el viernes pasado por la madre de la víctima- y las pruebas presentadas, Filtrín Cuezzo imputó al hombre por la comisión del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y la guarda continuado y corrupción de menores agravada; en concurso real.

Según consta en la denuncia, la madre de la niña se encontraba el viernes a la tarde mirando televisión en su hogar de Colonia Santa Rosa junto a su pareja y padre de su hija, cuando éste revisó el celular (regalo de su abuelo) de la niña. Allí descubrió un video no apto para menores que le fuera enviado por su abuelo y en el que se podían ver partes íntimas de la niña. Era uno de los videos que el acusado pedía a la menor que borrara.

Al hablar con la niña, que hoy tiene 11 años, ésta les contó que desde que tiene 6, su abuelo la somete a tocamientos y la penetra con los dedos y, a los 8, en casa de sus abuelos, el hombre –luego de mirar videos pornográficos-, la accedió carnalmente por primera vez.

A fin de que no revelara lo que sucedía, la niña les contó a sus padres que su abuelo la amenazaba con hacer lo mismo a su primita de tres años, le decía que le pasaría algo muy grave a su abuela y que lo hiciera por él porque le quedaban pocos años de vida.

Junto a la denuncia, los padres aportaron como prueba las conversaciones que aún no habían sido borradas entre la niña y su abuelo. De allí surgió que el hombre solicitaba a la menor que le enviara videos y fotos de sus partes íntimas.

Ante ello, la fiscala Filtrín Cuello solicitó que la víctima sea revisada por personal médico del Cuerpo de Investigadores Fiscales (CIF) del Ministerio Público Fiscal, que constató que la niña de 11 años presenta “defloración de larga data”.

El hombre se encuentra detenido y hoy fue imputado.

Te puede interesar